Poco después de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020, un gran terremoto azota Japón. En medio del caos, los hermanos Ayumu y Gou Mutou, comienzan a escapar de la ciudad con su familia. Sin embargo, el hundimiento del archipiélago japonés persiguen implacablemente a la familia. Sumidos en condiciones extremas, entre la vida y la muerte, y la elección de encontrarse y separarse, los hermanos Mutou creen en el futuro y adquieren la fuerza suficiente para sobrevivir con mucho esfuerzo.

Ficha

Título: Japan Sinks: 2020
Género: Drama, tragedia
Fecha de estreno: 09-07-2020
Episodios: 10
Dirección: Masaaki Yuasa
Diseño de los personajes: Naoya Wada
Música: Kensuke Ushio
Duración: 24 minutos aprox.
Estudio de animación: Science Saru
Página web: http://japansinks2020.com/

Sobreviviendo al desastre (por Cooperlynch)

Menuda época para estrenar un anime centrado en una gran catástrofe. Con el mundo patas arriba, viene el siempre interesante Masaaki Yuasa y nos presenta una revisión del conocido best seller japonés Japan Sinks. En esta ocasión Yuasa cambia radicalmente de tercio y tras la estupenda, divertida y loca Keep Your Hands Off Eizouken!, nos presenta la odisea de un grupo de personas que deben afrontar la situación más extrema a la que se enfrentarán en sus vidas.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Al empezar a ver esta serie me resultó inevitable no acordarme de otro anime de temática similar: Tokyo Magnitude 8.0. De todas formas la obra que nos ocupa tiene un tono más coral. Los protagonistas no solamente tienen que enfrentarse a una permanente huida, sino que con el paso de los episodios vamos conociéndolos poco a poco (al menos a los que van consiguiendo sobrevivir). Este es otro de los elementos sorprendentes de El hundimiento de Japón: 2020, ya que algunas de las muertes llegan a sorprender por lo inesperadas y abruptas que son. Así, da un interesante golpe de efecto, y hasta un tono extra de veracidad, alejándose de otra clase de muertes quizás más heroicas, adornadas o menos creíbles.

La serie también enfatiza mucho el carácter estoico típico japonés, y la forma que tienen de encarar las desgracias. Aunque también hay lugar, como no podía ser de otra forma, para la desesperación, el egoísmo e incluso el racismo, una crítica social que no es muy habitual ver en este medio. De todas maneras el carácter esperanzador prevalece y creo que merece la pena destacar que El hundimiento de Japón: 2020 tiene uno de los finales más emotivos y completos que he visto recientemente.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Probablemente el apartado técnico es el más flojo de la serie. Si bien el opening es bonito y minimalista este parece un anuncio de detergente o suavizante con unos tonos blancos y pastel prácticamente sobresaturados a propósito. Da la impresión de querer enfatizar la calma que precede a la tempestad. Y ojo que me ha parecido un opening bastante destacable. El diseño de personajes me ha parecido bastante desigual, más acertado en unos casos que en otros. La animación es lo que lastra el conjunto. Si bien Yuasa nos deslumbró en Eizouken en todos los aspectos, aquí se ha quedado a medio camino y el resultado es algo acartonado. No le hace justicia a una obra que podría haber tenido momentos muy poderosos visualmente. Afortunadamente la banda sonora eleva el nivel y logra emocionar en múltiples momentos.

Que no os frenen las críticas al apartado visual. El hundimiento de Japón: 2020 es una de las mejores series de la temporada . Es toda una experiencia cruda, emocionante, triste e intensa, pero también esperanzadora.

Valoración

  • General: 4
  • Guion: 4
  • Animación: 3
  • Diseño: 3
  • Música: 4

El fin de Japón (Por Pirita)

El hundimiento de Japón: 2020 es la última serie del genial Masaaki Yuasa, uno de los mejores directores de anime de los últimos años. En esta apocalíptica serie, basada en un famoso best seller japonés de 1973, podemos ver a un Japón destruido y a sus habitantes luchando por su supervivencia.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

En esta serie seguimos la vida de Ayumu y su familia que viajan a lo largo de Japón escapando de la destrucción provocada por múltiples terremotos y erupciones. La destrucción y miseria es constante desde el minuto uno del anime, acompañando al espectador durante toda la serie. Lamentablemente, la cantidad elevada de muertes en cada episodio y la falta de desarrollo de muchos personajes, hacen que el espectador nunca llegue a empatizar con nadie, restando carga dramática al anime.

No obstante, la serie funciona muy bien como crítica a los peores males de la sociedad japonesa. Desde el racismo pervasivo del día a día, a un nacionalismo que odia al extranjero o a una burocracia incompetente que hasta en los peores momentos no es capaz de funcionar bien. Y aún así la serie tiene un mensaje en pos de la tolerancia, la superación y de intentar ver lo mejor de Japón. Estos mensajes poco a poco van emergiendo en contraposición a los peores momentos de la serie. Esto es especialmente cierto en los protagonistas, que son capaces de anteponer sus deseos por el bien del prójimo o por hacer lo correcto.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Sin duda lo mejor de la serie es la increíble banda sonora de Kensuke Ushio, que es capaz de hacernos sentir la emoción e intensidad de cada escena, acompañándonos durante toda la historia. Desgraciadamente la animación no está a la altura de otras obras de Masaaki (como Eizouken) y esas escenas absurdas y dinámicas que tan bien le funcionan en otras series con el estilo más realista de El hundimiento de Japón: 2020 quedan bastante cutres, sacando constantemente al espectador de la historia. De igual forma, el diseño de los personajes, si bien es aceptable, nunca llega a destacar y junto con unas pobres expresiones faciales, hacen que la serie no sea capaz de transmitirnos toda la emoción que debiera.

Quizá lo más triste de esta serie es que no sirve de broche final a la excelente carrera de Masaaki Yuasa como presidente de Science Saru. Aún así, El hundimiento de Japón: 2020 es una serie con una profundidad y unos mensajes lo suficientemente interesantes como para darle una oportunidad.

Valoración

  • General: 4
  • Guion: 4
  • Animación: 3
  • Diseño: 3
  • Música: 5

El final de una nación (por BrookSK)

Bien es cierto que a Masaaki Yuasa se le atribuyen muchos éxitos como Devilman Crybaby, la serie que revolucionó la forma de consumir series de animación en las plataformas de streaming como Netflix. Desde entonces su nombre ha sonado mucho más en la industria de la animación japonesa en lo que respecta a los países occidentales. Hemos podido disfrutar parte de sus obras anteriores, así como las más recientes, pudiendo conocer su faceta en diferentes géneros. Recientemente ha vuelto a la pequeña pantalla con una nueva serie para Netflix que codirige con Pyeon Gang-Ho.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Adaptando los sucesos que se narran en la novela escrita en 1973 por Sakyo Komatsu, la serie nos pone en situación desde el primer minuto. No se anda con remilgos y va directa al grano, así que las personas que sean sensibles a ver catástrofes naturales y sus daños colaterales en cuanto a la población humana, mejor que se abstenga de verla o que la deje para otro momento. El guión es bastante eficaz, ofreciendo cierres de episodios que harán que te veas la temporada del tirón. Aunque sí que hay que remarcar que tiene algunos aspectos que son bastante cuestionables, que no están mal como añadido a la trama, pero no son elementos estrictamente necesarios.

Los personajes por su parte al principio te hacen empatizar con ellos, pero con el paso de los episodios, el sentimiento hacia ellos irá cambiando. Al menos personalmente yo no he aguantado muchos asaltos con varios de ellos, ya que se hacen muy pesadas algunas actitudes o comentarios. No obstante, también es lo normal en este tipo de historias. Además se van introduciendo elementos que reflejan los malestares sociales de Japón en la actualidad, donde se sigue viendo la diferencia de clases, el racismo o el machismo entre otros. Incluso en los peores momentos donde la población debería estar unida y colaborar, siguen demostrando su odio y sus problemas pagándolo con los demás.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

La animación es uno de los puntos más discutidos desde que se estrenó la serie, habiendo opiniones de todo tipo. Pero como no voy a entrar en el debate que concierne a la serie en este aspecto, solo puedo comentar que el estilo de Yuasa es así, al igual que ocurre con otros directores de animación. Como bien se ha podido ver en sus trabajos anteriores, no es que escatime en recursos ni mucho menos, simplemente es un problema de la gente que consume este tipo de productos, donde quieren que todos los estilos de animación sean impolutos y sin fallos. Sí que es cierto que puede haber algunos planos o escenas que chirríen de manera puntual, pero no es para poner la serie a caldo como se ha ido viendo en las redes sociales.

Para finalizar me gustaría comentar que la música es un elemento esencial para Masaaki, destacando al menos en las series la importancia que le da al rap, como ya se vio en Devilman. No hace un uso continuo de la banda sonora, pero el trabajo de Kensuke Ushio es maravilloso, ya que logra meterte en la serie de lleno.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

En definitiva, una serie con un argumento muy interesante, pero que puede resultar algo agobiante con algunos de los acontecimientos, pero que es totalmente recomendable.

Valoración

  • General: 4
  • Guion: 4
  • Animación: 3
  • Diseño: 3
  • Música: 4

Terremoto de emociones (por Corj)

El hundimiento de Japón: 2020 era uno de los estrenos más esperados de esta temporada de anime de verano debido a que se trata de la nueva serie de Masaaki Yuasa, el cual ya nos había dado este año una joya como Keep Your Hands Off Eizouken! Además, sentía bastante curiosidad por ver cómo se desenvolvía en una serie que trata un tema tan trillado como el de un desastre natural, en el que la clave es presentar unos personajes con los que al espectador le sea fácil empatizar. Pues bien, este último punto es el que me hizo plantearme al principio si de verdad iba a gustarme el anime o no.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Durante los primeros episodios de El hundimiento de Japón: 2020 no terminaba de convencerme la propuesta debido a que los personajes no terminaban de conseguir que me sintiera identificado con ellos. Puede que el tener como referencia una serie bastante reciente como Tokyo Magnitude 8.0 que cuenta con una sinopsis similar no ayudara, ya que inconscientemente iba pensando en rememorar lo que sentí al ver esta última. Sin embargo, con el paso de los episodios el anime va desarrollando a sus protagonistas y es cuando de verdad comenzamos a empatizar con ellos y a darnos cuenta de que la frialdad con la que actúan al principio no es más que debido a su intención de mostrar fortaleza en un evento tan traumático y lleno de pérdida como el que están viviendo.

Técnicamente, El hundimiento de Japón: 2020 puede que no sea del agrado de todo el mundo. Los que hayan visto anteriormente alguna serie dirigida por Yuasa son conocedores del estilo tan peculiar que tiene, por lo que no se habrán sorprendido. Sin embargo, los que lleguen “vírgenes” a su acercamiento al director puede que piensen que se trata de un producto descuidado y con un presupuesto muy bajo. Es cierto que si nos ponemos a comparar con otros trabajos de Yuasa como el ya mencionado Keep Your Hands Off Eizouken!, parezca que El hundimiento de Japón: 2020 no esté a la altura. Abuso de planos estáticos, un dibujo que parece sacado de tiempos en los que no había los recursos que hay ahora y más detalles de este estilo son los que pueden dar que hablar. Sin embargo, si se conoce a Yuasa se es consciente de que todo ello está realizado así a propósito y que lo más importante es lo que está ocurriendo y no el cómo luce.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

En definitiva, aunque al principio me llevé una pequeña decepción, el transcurso de los episodios va poniendo todo en su lugar y nos termina brindando una de las series imprescindibles del año. Además, el hecho de que sea una producción original de Netflix hace que sea más fácil que llegue a gran cantidad de público. Con todo esto, no os preocupéis por su aspecto ni la dejéis de verla porque no os convenza su inicio, puesto que según se desarrolla su historia os subiréis en una montaña rusa de emociones que os tocará fácilmente el corazón.

Valoración

  • General: 4
  • Guion: 4
  • Animación: 3
  • Diseño: 3
  • Música: 3

La brutalidad de la naturaleza (Por Alejo Correa)

La naturaleza se puede comparar con el comportamiento humano. Ambos pueden ser apacibles, tranquilos, delicados, pero a la vez son capaces de las cosas más atroces, brutales y extremas que jamás podríamos imaginar. El hundimiento de Japón: 2020 es un espejo de las dos caras de una misma moneda de las personas, algo que especialmente se muestra cuando toda la humanidad está contra las cuerdas y la muerte le acecha en cada momento.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Actualmente, Masaaki Yuasa es uno de los directores de anime más aclamados y con El hundimiento de Japón: 2020 vuelve a demostrar por qué, pero sobre todo reafirma que es un director muy polivalente. Toque la temática que toque, Yuasa logra darle su propio estilo narrativo y consigue mantenerte pegado a la pantalla. La obra tiene unos tres primeros episodios con un ritmo magistral y que te lanza a la cara el ritmo, estilo y temas con los que El hundimiento de Japón quiere debatir. Es cierto que a medida que avanza la historia, especialmente durante su segundo arco, se desvía por otros derroteros algo más lentos y menos interesantes. Pero cuando toca poner camino al final, la obra vuelve a brillar por métodos propios y ha conseguido encogerme el corazón, a pesar de no haber logrado empatizar con casi ninguno de los personajes protagonistas.

El hundimiento de Japón: 2020 ha abierto un amplio debate debido a la calidad de su animación y respecto a esto solo puedo decir que el anime respira Yuasa por cada uno de sus poros. El trazo poco uniforme y definido, planos estáticos más largos de lo necesario, la cara de los personajes poco definidas… Es cierto, el anime no es un portento animado, pero logra reflejar la huella de su director y, sobre todo, ayuda a potenciar todo lo que quiere expresar.

© “JAPAN SINKS : 2020”Project Partners

Por otro lado, a nivel sonoro logra sacar todo su potencial en momentos concretos, pero a la vez que sabe controlar los silencios para acabar de desgarrar en momentos concretos. Además, cabe destacar no solo la fuerza de la música y sus silencios, sino también el papel que desarrolla a lo largo de la obra. Aunque, en los primeros compases (especialmente en momentos donde hay mucha destrucción) me da la sensación de que esos sonidos están algo más bajos de lo que deberían.

El hundimiento de Japón: 2020 es una obra desgarradora, brutal y violenta que invita a reflexionar sobre cómo nos comportamos y reaccionamos en momentos de máxima presión. La última obra de Yuasa habla de racismo, clases sociales, las relaciones personales (amorosas, familiares y de amistad) y sobre la importancia de los pequeños momentos y con quien los compartimos. Entre tanto desastre producido por la naturaleza, el anime usa un prisma de optimismo que nos invita a mirar al pasado y todo aquello que nos ha conformado como la persona que somos hoy en día para demostrarnos que siempre somos capaces de reflotar ante la adversidad.

Valoración

  • General: 4
  • Guion: 4
  • Animación: 3
  • Diseño: 3
  • Música: 4

VALORACIÓN FINAL:

Enlaces:

¿Que es Anime Noodles?
Otras entregas de Anime Noodles.

Poco después de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020, un gran terremoto azota Japón. En medio del caos, los hermanos Ayumu y Gou Mutou, comienzan a escapar de la ciudad con su familia

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *